jueves, 30 de diciembre de 2010

Himnos IDMJI 51 - 100


51. VOLUNTARIOS DE JESÚS
1
Jesús está buscando voluntarios hoy,
Que a la ruda lucha luego puedan ir;
¿Quién está dispuesto a escuchar su voz,
Siendo voluntario listo a combatir?
CORO:
De Cristo voluntario, tú puedes ser,
Otros ya se alistan, hazlo tú;
Cristo es nuestro Jefe, no hay por qué temer;
¿Quieres ser un voluntario de Jesús?
2
Nos cercan las tinieblas densas del error;
Vamos sobre abismos hondos de maldad,
Y para destruirlas llama el Salvador
Muchos voluntarios que amen la verdad.
3
La lucha es contra el vicio, la pereza, el mal,
Contra la ignorancia de la ley de Dios.
Es una campaña que no tiene igual,
¿Quieres ir a ella de Jesús en pos?
4
El triunfo significa que domine el bien,
Que los hombres que se amen y que la verdad
Reine en las conciencias, siendo su sostén;
Y ha de ser, si ayudas, una realidad.




















52. A SOLAS CON JESÚS
1
A solas al huerto yo voy,
Cuando duerme aún la floresta;
Y en quietud y paz con Jesús estoy
Oyendo absorto allí su voz
CORO:
Él conmigo está, puedo oír su voz,
Y que suyo, dice seré.
Y el encanto que hallo en Él allí,
Con nadie tener podré.
2
Tan dulce es la voz del Señor,
Que las aves guardan silencio,
Y tan solo se oye esa voz de amor,
Que inmensa paz al alma da.
3
Con Él encantado yo estoy,
Aunque en torno lleguen las sombras;
Mas me ordena a ir que a escuchar yo voy
Su voz doquier la pena esté.
























53. ¡SALUD!¡SALUD!
1
Vengo a tus pies, Jesús, con llanto y dolor;
Misericordia ten de mí, un pobre pecador;
Sálvame, y te daré mi vida en loor;
¡Oh Salvador, tierno Cristo!
CORO:
¡Salud! ¡Salud!, cantad a nuestro Dios.
La paz nos da, clamad en alta voz;
Salvación ya tengo y descanso dulce en Él,
Yo soy salvado en Cristo.
2
Debo pues, mis fuerzas y mi vida toda a ti,
Te las doy con gratitud y alegremente, sí;
Gratitud a ti que vida diste ya por mí,
Mi Salvador, Jesucristo.
3
Voces dad al pecador que anda sin sostén,
Sin la paz, buscándola, decidle: a Cristo ven;
El que me salvó quiere salvarte a ti también,
Cree en la sangre de Cristo.
4
Gloria a nuestro salvador, por su gran salvación;
Gloria tributemos en la sala de oración,
Gloria cantaremos en canción de fuerte son,
Yo soy salvado por Cristo.




















54. DE MI TIERNO SALVADOR
1
De mi tierno Salvador
Cantaré el inmenso amor.
Gloriaréme en el favor de Jesús.
De tinieblas me llamó,
De cadenas me libró,
De la muerte me salvó, mi Jesús.
CORO:
¡Mi Jesús! ¡Mi Jesús!
¡Cuán precioso es el nombre de Jesús!
Con su sangre me limpió,
De su gozo me llenó,
De su vida me dotó, mi Jesús
2
¡Oh, que triste condición
Del impío corazón!
Me salvó de perdición, mi Jesús.
Del pecado, el perdón,
De la ruina, salvación:
Por tristeza, bendición, dio Jesús.
3
En el mundo al vagar,
Solitario sin hogar,
No sabía que dulce paz da Jesús,
Mas las lágrimas de ayer
Han pasado y placer
Ya comienzo a tener, en Jesús.
4
De lo falso, a su verdad,
De lo inmundo, a santidad,
Ya me trajo la bondad de Jesús.
Hechos fuertes en virtud
De su perennal salud;
Himnos dad de gratitud a Jesús













55. LIBRE ESTOY
1
Yo vagaba mucho tiempo en el error,
Agobiado en el pecado y el temor;
Cuando vi al Salvador
Y escuché su tierna voz,
Mi Jesús me hizo libre por su amor.
CORO:
Libre estoy, libre estoy,
Por la gracia de Jesús libre estoy;
Libre estoy, libre estoy,
¡Aleluya, por la fe, libre estoy!
2
Yo vagaba mucho tiempo en el error,
Sin pensar en el amor del Salvador;
Yo vagaba más y más,
Lejos de mi Redentor,
¡Mas ahora por su muerte libre estoy!
3
Yo vagaba mucho tiempo en el error,
Mas ahora quiero andar con mi Señor;
Quiero oír su tierna voz,
Y seguirle siempre en pos,
¡Gloria, gloria sea a nuestro buen Pastor!






















56. PRECIOSO ES JESÚS
1
Jesús es precioso, mi buen Salvador,
Por siempre le alabo por su gran amor,
Si débil me encuentro su fuerza me da,
Él es mi precioso Jesús.
CORO:
Precioso es Jesús, mi Jesús,
Precioso es Jesús, mi Jesús;
Mi gloria será su rostro al mirar,
Él es mi precioso Jesús.
2
Y cuando en pecado muy triste me vi,
Llamando a las puertas de mi corazón,
Me dijo: «Tu alma yo quiero salvar»
Él es mi precioso Jesús.
3
Mas ya por su gracia la luz puedo ver,
Quitó mi tristeza, mi llanto enjugó;
Por fe yo contemplo mi eterno hogar,
Él es mi precioso Jesús.
4
Jesús es precioso, mi fiel Redentor,
Me gozo en su luz que en mi senda brilló;
Yo sé que glorioso por mí viene aquí,
Él es mi precioso Jesús.




















57. DÍA FELIZ
1
Feliz momento en que escogí
Servirte, mi Señor y Dios.
Preciso es que mi gozo en ti
Lo muestre hoy con obra y voz.
CORO:
¡Soy feliz! ¡Soy feliz!
Y en su favor me gozaré;
En libertad y luz me vi
Cuando triunfó en mí la fe;
Y el raudal carmesí
Salud de mi alma enferma fue.
2
¡Pasó! Mi gran deber cumplí;
De Cristo soy, y mío es Él;
Me atrajo con placer seguí;
Su voz conoce todo fiel.
3
Reposa débil corazón;
A tus contiendas pon ya fin,
Hallé más noble posesión,
Y parte en superior festín.
4
Solemne voto, ofrenda, flor,
Que al cielo santo consagré;
Hoy sé mi título de honor,
Después testigo de mi fe.



















58. JAMÁS SE DICE ADIÓS ALLÁ
1
Amigos con placer nos vemos
En tiempo tan veloz;
Mas siempre llega el tiempo triste
En que se dice adiós.
CORO:
Jamás se dice adiós allá,
Jamás se dice adiós,
En el país de gozo y paz,
Jamás se dice adiós.
2
¡Cuán dulce es el consuelo dado
Por ellos al partir,
Que al venir Jesús en gloria,
Nos hemos de reunir!
60
3
La voz de triste despedida
Jamás allí se oirá,
Mas la canción de
Paz y gozo por siempre durará.























59. DILO A CRISTO
1
Cuando estés cansado y abatido,
Dilo a Cristo, dilo a Cristo;
Si te sientes débil, confundido
Dilo a Cristo el Señor.
CORO:
Dilo a Cristo, dilo a Cristo,
Él es tu amigo más fiel;
No hay otro amigo como Cristo,
Dilo tan sólo a Él.
2
Cuando estés de tentación cercado
Mira a Cristo, mira a Cristo;
Cuando rujan huestes de pecado,
Mira a Cristo el Señor.
CORO: Mira a Cristo, etc.
3
Si se apartan otros de la senda,
Sigue a Cristo, sigue a Cristo;
Si acrecienta en torno la contienda
Sigue a Cristo el Señor.
CORO: Sigue a Cristo, etc.
4
Cuando llegue la final jornada,
Fía en Cristo, fía en Cristo;
Te dará en el cielo franca entrada
Fía en Cristo el Señor.
CORO: Fía en Cristo, etc.


















60. TUYO SOY JESÚS
1
Tuyo soy, Jesús, ya escuche la voz,
De tu amor hablándome aquí;
Mas anhelo en alas de fe subir,
Y más cerca estar de ti.
CORO:
Aún más cerca, cerca de tu cruz
Llévame ¡Oh Salvador!
Aún más cerca, cerca, cerca de tu cruz,
Llévame, ¡Oh buen Pastor!
2
A seguirte a ti me consagro hoy,
Constreñido por tu amor,
Y mi espíritu, alma y cuerpo doy
Por servirte, mi Señor.
3
¡Oh cuán pura y santa delicia es
De tu comunión gozar;
Y contigo hablar, y tu dulce voz
Cada día escuchar!
4
De tu grande amor no comprenderé
Cuál es la profundidad,
Hasta que contigo, Jesús, esté
En gloriosa eternidad.




















61. EL CONSOLADOR HA VENIDO
1
Doquier el hombre esté, la nueva proclamad,
Doquier haya aflicción, miserias y dolor;
Cristianos, anunciad que el Padre nos envió,
El fiel Consolador.
CORO:
El fiel Consolador, el fiel Consolador,
Que Dios nos prometió, al mundo descendió,
Doquier el hombre esté, decid que vino ya,
El fiel Consolador.
2
La noche ya pasó, y al fin brilló la luz
Que vino a disipar las sombras del terror,
Así del alma fue aurora celestial,
El fiel Consolador.
3
Él es quien da salud, y plena libertad,
A los que encadenó el fiero tentador;
Los rotos hierros hoy dirán que vino ya
El fiel Consolador.
4
¡Oh grande eterno amor!, mi lengua débil es
Para poder hablar del don que recibí,
Al renovar en mí la imagen celestial,
El fiel Consolador.




















62. CUANDO DIOS LA
SANGRE VE
1
Mi Redentor murió en la cruz,
Quien le reciba, tendrá la luz;
Por pecadores todo Él pagó,
Ya sus maldades Jesús perdonó.
CORO:
Cuando Dios la sangre ve,
Cuando Dios la sangre ve,
En la cual el pecador
Se lavó, le verá con favor.
2
A los más malos Él salvará.
Como promete, así lo hará.
En Él confía, ¡oh pecador!,
Vida eterna te da el Señor.
3
El juicio viene, allí estarás,
Si le rechazas, triste saldrás,
No te detengas, ven a Jesús,
Quien tus pecados llevó en la cruz.
4
iQué maravilla de gran amor,
Cristo mostró por el pecador!
«El que creyere salvo será».
Goces eternos él disfrutará.



















63. A TI Y A MÍ
1
¡Cuán tiernamente nos está llamando
Cristo a ti y a mí!
Él nos espera con brazos abiertos;
Llama a ti y a mí.
CORO:
Venid ... Venid, ...
Si estáis cansados, venid;
¡Cuán tiernamente os está llamando!
!Oh pecadores, venid!
2
¿Por qué tememos si está abogando
Cristo por ti y por mí?
Sus bendiciones está derramando,
Siempre por ti y por mí.
3
El tiempo vuela, lograrlo conviene,
Cristo te llama a ti;
Vienen las sombras y la muerte viene,
Viene por ti y por mí.
























64. PUEDO OÍR TU VOZ
LLAMANDO
1
IIIPuedo oír tu voz llamando,III
Trae tu cruz y ven en pos de mí.
CORO:
IIISeguiré do tú me guíes,III
Dondequiera fiel te seguiré
2
III Yo te seguiré en el huerto,III
Sufriré contigo, mi Jesús.
3
IIISufriré por ti, Maestro,III
Moriré contigo, mi Jesús.
4
IIIMe darás la gracia y gloria,III
Y por siempre tú me guiarás.


























65. PUEDO OÍR TU VOZ
LLAMANDO
1
Puedo oír la voz de Cristo,
Tiernamente está llamando,
Puedo oír el llamamiento:
Trae tu cruz y ven en pos de mí.
CORO:,
Seguiré do tú me guíes,
Seguiré do tú me guíes,
Salvador, seguirte quiero,
Dondequiera fiel te seguire.
2
Yo te seguiré en el huerto,
Por la vía dolorosa,
Y con mi alma tan gozosa,
Sufriré contigo, mi Jesús.
3
Sufriré por ti, Maestro,
No me faltará tu mano,
Y si tú irás conmigo,
Moriré contigo, mi Jesús.
4
Me darás tu plena gracia,
Yo veré tu eterna gloria,
Contaré la antigua historia,
Y por siempre tú me guiaras.



















66. ¡OH, VEN SIN TARDAR!
1
¡Oh no rechaces la vedad!
Tus ojos hoy abre a la luz;
Renuncia toda la maldad,
Y ven a Jesús.
CORO:
¡Oh, ven sin tardar! ¡Oh,ven sin tardar!
Acepta a Jesús, y salvo serás.
66
2
Tus ojos ya tal vez el sol
No más aquí contemplarán.
Hoy es el día de salvación,
¡Oh, ven a Jesús!
3
Jesús te tiene compasión;
¿Con qué su amor le pagarás?
Hoy trae a Él tu corazón,
Y salvo serás.
4
Jesús recibe al pecador
Que quiera a Él su alma unir;
Ya no desprecies más su amor,
¡Oh, ven a Jesús!





















67. ¿SOY YO SOLDADO DE
JESÚS?
1
¿Soy yo soldado de la cruz,
Y siervo del Señor?
No temeré llevar su cruz,
Sufriendo por su amor.
CORO:
Después de la batalla nos coronará,
Dios nos coronará, Dios nos coronará;
Después de la batalla nos coronará
En aquella santa Sión.
Más allá, más allá, en aquella santa Sión,
Después de la batalla nos coronará
En aquella santa Sión.
2
Lucharon otros por la fe,
¿Cobarde habré de ser?
Por mi Señor yo pelearé,
Confiando en su poder.
3
Es menester que sea fiel,
Que nunca vuelva atrás;
Que siga siempre en pos de Él,
Y me guiará en paz.





















68. ¡OJALÁ FUERA HOY!
1
Viene otra vez nuestro Salvador,
¡Oh, que si fuera hoy!
Para reinar con poder y amor,
¡Oh, que si fuera hoy!
Ya por su esposa viene esta vez,
Purificada en su grande amor;
Del mundo por la redondez,
¡Oh, que si fuera hoy!
CORO:
¡Gloria!, ¡gloria!, gozo sin fin traerá,
¡Gloria!, ¡gloria! al coronarle Rey;
¡Gloria!, ¡gloria!, la senda preparad;
¡Gloria!, ¡gloria!, Cristo viene otra vez.
2
Terminará el poder de Satán,
¡Ojalá fuera hoy!
No más tristezas aquí verán,
¡Ojalá fuera hoy!
Todos los muertos en Cristo irán
Arrebatados por su Señor.
¿Cuándo estas glorias aquí vendrán?
¡Ojalá fuera hoy!
3
Fieles y leales nos debe hallar,
Si Él viniera hoy;
Todos velando con gozo y paz,
Si Él viniera hoy.
Multiplicadas señales hay,
En el oriente se ve el albor,
Ya más cercano el tiempo está,
¡Ojalá fuera hoy!















69. CERCA, MÁS CERCA
1
Cerca, más cerca, ¡Oh Dios de ti!
Cerca yo quiero mi vida llevar;
Cerca más cerca ¡Oh Dios de ti!
IICerca a tu gracia que puede salvar.II
2
Cerca, más cerca, cual pobre soy,
Nada, Señor, yo te puedo ofrecer.
Sólo mi ser contrito te doy,
IIPueda contigo la paz obtener.II
3
Cerca, más cerca, Señor, de ti,
Quiero ser tuyo dejando el pecar.
Goces y pompas vanas aquí,
IITodo, Señor, pronto quiero dejar.II
4
Cerca, más cerca, mientras el ser
Aliente vida y busque tu paz;
Y cuando al cielo pueda ascender,
IIYa para siempre conmigo estarás.II
























70. ¡OH, EXCELSA GRACIA DEL
AMOR!
1
Por fe en Jesús, el Salvador,
Se hace salvo el pecador;
Sin merecer tan rico don,
Recibe plena salvación.
CORO:
¡Oh excelsa gracia del amor,
Que Dios perdona al pecador!
Si presto está a confesar
Sus culpas y en Jesús confiar;
No hay otro autor de salvación
Pues Cristo obró la redención
2
La vida antigua ya pasó,
Y todo nuevo se tornó;
Aquí cual peregrino es,
Hogar con Dios tendrá después
3
Aun cuando él nada tenga aquí,
Su gran herencia tiene, sí,
Arriba en gloria con Jesús.
Quien le ha salvado por su cruz.





















71. YO ANDO CON CRISTO
1
Muy triste en pecado y en noche me vi,
Mas ya vivo alegre, a Cristo volví;
Y todos los días yo canto a Jesús,
Yo ando con Cristo y tengo su luz.
CORO:
Yo voy con el Rey, ¡Aleluya!
Yo ando con Cristo el Rey;
No vago ya más, al cielo me voy;
Tan sólo de Cristo yo soy.
2
Por años y años sin Cristo viví,
Y nunca en mi vida feliz yo me vi;
Mas hoy con las aves elevo mi voz,
Y canto feliz, pues del Rey voy en pos.
3
¡Oh alma que estás en el valle sin luz,
Si miras arriba verás a Jesús!
¡Ven alto, más cerca, ven pronto al Señor!
Es Cristo tu luz y tu fiel Salvador.
























72. BRILLA EN TU LUGAR
1
Nunca esperes el momento de una grande acción,
Ni que pueda lejos ir tu luz;
De la vida a los pequeños actos da atención,
Brilla en el sitio donde estés.
CORO:
Brilla en el sitio donde estés,
Brilla en el sitio donde estés;
Puedes con tu luz algún perdido rescatar,
Brilla en el sitio donde estés.
2
Puedes en tu cielo alguna nube disipar,
Haz a un lado tu egoísmo cruel;
Aunque sólo un corazón pudieres consolar,
Brilla en el sitio donde estés.
3
Puede tu talento alguna cosa descubrir
Do tu luz podrá resplandecer;
De tu mano el pan de vida puede aquí venir,
Brilla en el sitio donde estés.
























73. LA GLORIOSA APARICIÓN
1
Día de victoria y gran resplandor,
Cuando Cristo volverá;
¡Qué glorioso encuentro con mi Salvador,
En las nubes se verá!
CORO:
En las nubes Él vendrá,
En aquel día final;
Cristo el Salvador muy pronto volverá,
¡Un gran día sin igual!
2
Día de gran gozo, día sin igual,
Cuando Cristo volverá;
De esta tierra iremos a la celestial,
Cristo allí nos honrará.
3
Oye la trompeta que anunciando está
La venida del Señor;
Ya no más dolores, ni afán allá;
¡Con Jesús triunfó el amor!
























74. MÁS CUAL JESÚS
1
Más cual mi Cristo quiero siempre ser,
Más mansedumbre, y su amor tener;
Celo en servirle, fidelidad mostrar,
Más consagrado, y las nuevas publicar.
CORO:
Toma mi ser, lo doy, Señor, a ti,
Mi corazón, imploro limpies, sí;
Toma mi ser, es tuyo en verdad,
Tenme, soy tuyo, por la eternidad.
2
Más cual mi Cristo es mi oración,
Más fuerza tenga, más resignación;
Más serio siempre, más rendido aquí
Y los perdidos llevarlos sólo a ti.
3
Más cual mi Cristo, en mi devoción,
De su cariño, grande compasión;
Cual Él paciente, humilde y veraz,
Es mi anhelo en el mundo ver tu paz.
























75. ¡SANTO! ¡SANTO! ¡SANTO!
1
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! Señor Omnipotente,
Siempre el labio mío loores te dará;
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! te adoro reverente,
Dios en tres personas, bendita Trinidad.
2
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! en numeroso coro
Santos escogidos te adoran con fervor;
De alegría llenos, y sus coronas de oro,
Rinden ante el trono glorioso del Señor.
3
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! la inmensa muchedumbre
De ángeles que cumplen tu santa voluntad;
Ante ti se postra bañada con tu lumbre:
Ante ti que has sido, que eres y serás.
4
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! por más que estés velado,
E imposible sea tu gloria contemplar;
Santo tú eres sólo, y nada hay a tu lado,
En poder perfecto, pureza y caridad.
5
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo!, la gloria de tu nombre
Vemos en tus obras, en cielo, tierra y mar;
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! te adorará todo hombre,
Dios en tres personas, bendita Trinidad.




















76. CUANDO ÉL VINO A MI
CORAZÓN
1
¡Cuán glorioso es el cambio operado en mi ser
Viniendo a mi vida el Señor!
Hay en mi alma una paz que yo ansiaba tener:
La paz que me trajo su amor.
CORO:
¡Él vino a mi corazón!
¡Él vino a mi corazón!
Soy feliz con la vida que Cristo me dio,
Cuando Él vino a mi corazón.
2
Ya no voy por la senda que el mal me trazó,
Do sólo encontré confusión;
Mis errores pasados Jesús los borró,
Cuando Él vino a mi corazón.
3
Ni una sombra de duda oscurece su amor
Amor que me trajo el perdón.
La esperanza que aliento la debo al Señor,
Cuando Él vino a mi corazón.























77. GUÍAME ¡OH! SALVADOR
1
Guíame ¡Oh Salvador!,
Por la vía de salud;
A tu lado no hay temor.
Sólo hay gozo, paz, quietud.
CORO:
¡Cristo! ¡Cristo!
No me dejes, ¡oh Señor!
Siendo tú mi guía fiel,
Seré más que vencedor.
2
No me dejes, ¡oh Señor!
Mientras en el mundo esté;
Y haz que arribe sin temor
Do feliz por fin seré.
3
Tú de mi alma salvación,
En la ruda tempestad;
Al venir la tentación,
Dame ayuda por piedad.
























78. CUANDO ANDEMOS
CON DIOS
1
Cuando andemos con Dios, escuchando su voz,
Nuestra senda florida será;
Si acatamos su ley, Él será nuestro Rey,
Y con Él reinaremos allá.
CORO:
O........ be........de.......cer
Cumple a nuestro deber;
Si queréis ser felices,
Debéis obedecer.
2
Cuando Cristo murió, nuestro llanto enjugó,
Proclamarle debemos doquier;
Gozarás del amor, de tu Rey y Señor,
Si obediente le quieres tú ser.
3
No podremos probar sus delicias sin par,
Si seguimos mundano el placer;
Obtendremos su amor, y el divino favor,
Si sus leyes queremos hacer.























79. MI CULPA ÉL LLEVÓ
1
Cansado y triste vine al Salvador,
Mi culpa Él llevó, mi culpa Él llevó
Mi eterna dicha hallé en su amor,
Mi culpa Él llevó.
CORO:
Mi culpa Él llevó, mi culpa Él llevo,
¡Alegre siempre cantaré!
Al Señor gozoso alabaré,
Porque Él me salvó.
2
Borrados todos mis pecados son,
Mi culpa Él llevó, mi culpa Él llevó.
A Él feliz elevo mi canción,
Mi culpa Él llevó.
3
Ya vivo libre de condenación,
Mi culpa Él llevó, mi culpa Él llevó.
Su dulce paz tengo en mi corazón,
Mi culpa Él llevó.
4
Si vienes hoy a Cristo, pecador,
Tu culpa llevará, tu culpa llevará.
Perdón tendrás si acudes al Señor,
Tu culpa llevará.
CORO:
Tu culpa llevará, tu culpa llevará,
Y limpiará tu corazón,
Y dirás feliz en tu canción:
“Mi culpa Él llevó”.
















80. LA SENDA ES ESTRECHA
1
Ya no es mi vida cual antes fue,
Borrado el pecado está:
Hoy canto feliz: ¡Aleluya!
Y voy feliz al dulce hogar.
CORO:
La senda es muy estrecha mas la sigo,
La sigo, la sigo;
La senda es muy estrecha mas la sigo;
Yo la sigo por las huellas de Jesús.
2
Mi vida fue cruel desilusión,
Ni amigo constante hallé:
Mas luz y muy grato consuelo
Hallé en mi buen Salvador.
3
Ya no más luto ni cruel pesar,
Cual nubes huyeron ya;
Al cielo yo miro gozoso,
Do hay gloria, gloria sin fin.
























81. HUBO QUIÉN POR MIS
CULPAS
1
Hubo quién por mis culpas muriera en la cruz
Aun indigno y vil como soy;
Soy feliz, pues su sangre vertió mi Jesús,
Y con ella mis culpas borró.
CORO:
Mis pecados llevó, en la cruz do murió
El sublime, el tierno Jesús,
Los desprecios sufrió, y mi alma salvó,
Él cambió mis tinieblas en luz.
2
Él es tierno y amante, cual nadie lo fue,
Pues convierte al infiel corazón;
Y por esa paciencia y ternura yo sé
Que soy libre de condenación.
3
Es mi anhelo constante a Cristo seguir;
Mi camino su ejemplo marcó;
Y por darme la vida Él quiso morir.
En su cruz mi pecado clavó.























82. EL NOMBRE DE JESÚS
1
¡Tan dulce el nombre de Jesús!
Sus bellas notas al cantar;
Que mi alma llena al proclamar
¡El nombre de Jesús!
CORO:
Cristo ¡oh, qué dulce es!
Cristo, para siempre es;
Cristo, yo te aclamaré,
Por siempre, ¡oh mi Cristo!
2
Adoro el nombre de Jesús;
Jamás me faltará su amor.
Y pone aparte mi dolor
¡El nombre de Jesús!
3
Tan puro el nombre de Jesús,
Que mi pesar pudo quitar,
Y grata paz a mi alma dar,
¡El nombre de Jesús!
4
El dulce nombre de Jesús
Por siempre quiero alabar,
Y todos deben ensalzar
¡El nombre de Jesús!




















83. HE CONSAGRADO A MI
JESÚS
1
He consagrado a mi Jesús
Mi vida y mi amor;
Y al cargar aquí mi cruz
Me ayuda el Señor.
CORO:
En Jesús tengo paz, dulce paz,
En Jesús tengo paz, dulce paz,
El Espíritu mora en mí,
Y en mi alma hay dulce paz.
2
En toda lucha tengo luz,
Jesús comigo está;
No temeré llevar la cruz;
Su gracia me dará.
3
Con sufrimientos mi Jesús
Compró mi salvación;
Muriendo allá en una cruz,
Me dio consolación.























84. LAS PISADAS DEL MAESTRO
1
Quiero seguir las pisadas del Maestro;
Quiero ir en pos de mi Rey y Señor;
Y modelando por Él mi carácter,
Canto con gozo a mi Redentor.
CORO:
¡Qué hermoso es seguir las pisadas del Maestro!
Siempre en la luz, cerca de Jesús;
¡Qué hermoso es seguir las pisadas del Maestro!
En su santa luz.
2
Ando más cerca de Él que me guía,
Cuando el maligno me quiere tentar.
Siempre confiando en Cristo, mi fuerte,
Debo con gozo su nombre ensalzar.
3
Sigo sus pasos de tierno cariño,
Misericordia, amor y lealtad;
Viendo hacia Él por el don de la gracia,
Voy al descanso, gloriosa ciudad.
4
Quiero seguir las pisadas del Maestro;
Siempre hacia arriba con Él quiero andar,
Viendo a mi Rey en gloriosa hermosura
Con Él en gloria podré descansar.




















85. UN DÍA CRISTO VOLVERÁ
1
Un día Cristo volverá,
Promesa fiel ¿faltar?, ¡jamás!
Como se fue así vendrá,
Y su pueblo ha de ver al Rey Jesús
CORO:
Muy pronto, sí, Jesús vendrá,
Y alegre le verá su pueblo;
¡Velad! ¡orad!, el Rey vendrá,
Los suyos arrebatará.
2
Los mensajeros del Señor
Afirman que vendrá Jesús,
Y el buen fiel Consolador
Las promesas ya sacó a plena luz.
3
¡Oh gloria sin comparación
Será mirar a nuestro Rey!
Reciben todos bendición,
Esperando ese día, son tu grey.
4
¡Oh bienvenido Rey Jesús!
Tu Iglesia te espera aquí;
Muy pronto ha de ver tu faz,
Y gozar de tus laureles siempre allí.




















86. EN JESÚS MI SEÑOR
ENCONTRÉ DULCE PAZ
1
En Jesús, mi Señor, encontré dulce paz,
En Jesús quien por mí se entregó;
Si acudieres a Él este don tú tendrás,
Ve, que a nadie jamás rechazó.
CORO:
¡Sublime don! ¡don sin igual!
Solamente Él podrá conceder;
Es un rayo de luz de su luz celestial,
Que en nosotros Él quiere encender.
2
En Jesús encontré inefable perdón,
Cuando a Él suplicante acudí;
En amor encendió mi falaz corazón,
Y por Él nueva fe recibí.
3
En Jesús nueva vida tendrás, pecador,
Sin tardanza dirígete a Él:
En tu pecho pondrá nueva fe, nuevo amor
Y después siempre sírvele fiel.























87. DULCE CONSUELO
1
En Jesucristo, mártir de paz,
En horas negras de tempestad
Hallan las almas dulce solaz,
Grato consuelo, felicidad.
CORO:
¡Gloria cantemos al Redentor!
Que por nosotros quiso morir;
La santa gracia del Salvador
Siempre dirija nuestro vivir.
2
En los peligros, en el dolor,
A cada paso su protección;
Calma le infunde, santo vigor,
Nuevos alientos al corazón.
3
Cuando en la lucha falta la fe
Y el alma siente desfallecer,
Cristo nos dice: “Yo os colmaré
De rica gracia, santo poder.”
























88. AMA EL PASTOR SUS
OVEJAS
1
¡Ama el Pastor sus ovejas!
Con un amor paternal,
¡Ama el Pastor su rebaño!
Con un amor sin igual;
¡Ama el Pastor a las otras
Que descarriadas están,
Y conmovido las busca
Por dondequiera que van!
CORO:
Por el desierto errabundas
Vense sufrir penas mil;
Y al encontrarlas, en hombros,
Llévalas tierno al redil.
2
¡Ama el Pastor sus corderos,
Ámalos tierno el Pastor!
A los que a veces, perdidos,
Se oyen gemir de dolor.
Ved al Pastor conmovido
Por los collados vagar;
Y los corderos en hombros,
Vedlo llevando al hogar.
3
¡Ama las noventa y nueve,
Que en el aprisco guardó!
¡Ama las que, descarriadas,
Por el desierto dejó!
“¡Oh, mis ovejas perdidas!”
-Clama doliente el Pastor-
“¿Quiénes vendrán en mi ayuda,
Para salvarlas, Señor?”
4
Son delicados tus pastos
Y quietas tus aguas son;
Henos aquí, ¡oh Maestro!,
Danos hoy tu comisión:
Haznos obreros fervientes,
Llénanos de un santo amor,
Por las ovejas perdidas
De tu redil, buen Señor.







89. EL MUNDO NO ES MI HOGAR
1
¡La senda ancha dejaré,
Yo quiero por la angosta andar,
Y muchos no sabrán por qué,
Mas voy a mi celeste hogar!
CORO:
IINo puede el mundo ser mi hogar,II
En gloria tengo mi mansión;
No puede el mundo ser mi hogar.
2
Algunos quieren verme ir,
Por el sendero de maldad;
Oír no puedo su llamar.
Pues voy a mi celeste hogar.
3
¡Oh, ven conmigo, pecador,
Y sigue en pos del Salvador!
¿Por qué no quieres tú buscar,
La hermosa tierra más allá?
























90. JESÚS ES MI AMIGO
1
Jesús es mi amigo, mi buen amigo fiel,
A mi alma es hermoso y sin par;
Mi Salvador y Guía, encuentro sólo en Él
La virtud que trae perfecto bienestar.
Mis penas y mis cuitas las llevo siempre a Él
Porque Él me ha mandado hacerlo así; Aleluya
En todo este mundo no hay otro amigo tal,
Pues Jesús es vida y dicha para mí.
CORO:
El lirio de los valles es Cristo, mi Señor,
Me guarda con cariño sin igual; Aleluya.
Es la resplandeciente Estrella de Amor
Que me guía a la patria celestial.
2
Alivia mis pesares mi buen amigo fiel,
En la tentación su amor es mi solaz,
Los ídolos del alma por Él apartaré
Y las faltas que me priven de la paz;
Aun cuando me dejare amigo terrenal,
Y Satanás tratare de triunfar; Aleluya.
Yo quedaré constante al lado de Jesús,
Y con Él podré victorias alcanzar.
3
Si cumplo sus mandatos, viviendo por la fe,
En mis pruebas todas Él me sostendrá,
Rodeado de sus brazos, yo nada temeré,
Con sus huestes el Señor me guardará;
Entonces a la gloria iré yo a contemplar,
Su rostro, y el cielo heredar; Aleluya
Y allí con los salvados y el CORO: angelical
Cantaré sus alabanzas sin cesar.















91. ¡GRANDES COSAS CRISTO HA
HECHO PARA MÍ!
1
Hallé un buen amigo,
Mi amado Salvador,
Contaré lo que Él ha hecho para mi.
Hallándome perdido
E indigno pecador,
Me salvó y hoy me guarda para si.
Me salva del pecado,
Me guarda de Satán.
Promete estar conmigo hasta el fin;
¡Aleluya!
Él consuela mi tristeza,
Me quita todo afán.
¡Grandes cosas Cristo ha hecho para mí!
2
Jesús jamás me falta,
Jamás me dejará,
Es mi fuerte y poderoso Protector;
Del mundo me separo,
Y de la vanidad,
Para consagrar mi vida al Señor.
Si el mundo me persigue,
Si sufro tentación,
Confiando en Cristo puedo resistir;
¡Aleluya!
La victoria me es segura,
Y elevo mi canción:
¡Grandes cosas Cristo ha hecho para mí!
3
Yo sé que Jesucristo
Muy pronto volverá,
Y entre tanto me prepara un hogar
En la casa de mi Padre.
Mansión de luz y paz,
Do el creyente fiel con Él ha de morar;
Llegándome a la gloria
Ningún pesar tendré,
Contemplaré su rostro siempre allí;
¡Aleluya!
Con los santos redimidos
Gozoso cantaré:
¡Grandes cosas Cristo ha hecho para mí!







92. EL MEJOR AMIGO
1
¡Es Jesús el mejor amigo!
Cuando triste o tentado estés,
Colmará de bendición
Tu transido corazón;
¡Es Jesús el mejor amigo!
CORO:
¡Es Jesús el mejor amigo,
Es Jesús el mejor amigo!
Él tus súplicas oirá
Y tu carga llevará;
¡Es Jesús el mejor amigo!
2
En Jesús fiel amigo encuentro,
Paz perfecta Él a mi alma da;
Apoyado en Él estoy,
Sin temor mi ser le doy,
¡Es Jesús el mejor amigo!
3
Aunque ande en algún peligro,
O en sombra de la muerte esté,
Ningún mal me alcanzará,
Pues Jesús me amparará,
¡Es Jesús el mejor amigo!
4
Cuando estemos al fin reunidos
Con los redimidos más allá:
Cantaremos con fervor,
En presencia del Señor,
¡Es Jesús el mejor amigo!

















93. LAS PROMESAS DE JESÚS
1
Todas las promesas del Señor Jesús
Son apoyo poderoso de mi fe;
Mientras luche aquí buscando yo su luz,
Siempre en sus promesas confiaré.
CORO:
Grandes, fieles
Las promesas que el Señor Jesús ha dado;
Grandes, fieles,
En ellas para siempre confiaré.
2
Todas sus promesas para el hombre fiel,
El Señor, en sus bondades cumplirá;
Y confiado sé que para siempre en Él
Paz eterna mi alma gozará.
3
Todas las promesas del Señor serán
Gozo y fuerza en nuestra vida terrenal,
Ellas en la dura lid nos sostendrán,
Y triunfar podremos sobre el mal.
























94. EN BUSCA DE OBREROS
1
Cristo está buscando obreros hoy
Que quieran ir con Él,
¿Quién dirá: “Señor contigo voy,
Yo quiero serte fiel?”
CORO:
¡Oh Señor, es mucha la labor,
Y obreros faltan ya;
Danos luz, ardiente fe y valor,
Y obreros siempre habrá!
2
Cristo quiere mensajeros hoy,
Que anuncien su verdad;
¿Quién dirá: «Señor, yo listo estoy,
Haré tu voluntad?»
3
Hay lugar si quieres trabajar,
De Cristo en la labor;
Puedes de su gloria al mundo hablar,
De su bondad y amor.
4
¿Vives ya salvado por Jesús,
Su amor conoces ya?
¡Habla pues, anuncia que en la luz
De Cristo vives ya!




















95. VALOR Y FE
1
Si en tu senda las nubes
Agolparse ves,
No vaciles por ello,
Ni flaqueen tus pies;
Cada nube que venga
No podrá traer
Más que pruebas que pasan
Si hay valor y fe.
CORO:
¡Si hay valor y fe, si hay valor y fe,
En la más oscura noche
Siempre hay luz!
¡Si hay valor y fe, si hay valor y fe;
Gozo y paz traerá la lucha
Si hay valor y fe!
2
Si es tu vida una carga
De cuidados mil,
Olvidado de todo
Te podrás sentir:
Si tu ayuda acudieres
A llevar doquier,
Esto endulza la vida
Si hay valor y fe.
3
Pon en alto los ojos
Sin dudar jamás,
Que en las lides del mundo
Vencedor saldrás;
Que si hay flores y encantos
Tras invierno cruel,
Trae encantos la vida
Si hay valor y fe.













96. ME LEVANTÓ
1
Mi Salvador, en su bondad,
Al mundo malo descendió;
Y de hondo abismo de maldad
Él mi alma levantó.
CORO:
¡Seguridad me dio Jesús,
Cuando su mano me tendió,
Estando en sombra a plena luz,
En su bondad me levantó!
2
Su voz constante resistí,
Aunque Él, amante, me llamó;
Mas su palabra recibí,
Y fiel me levantó.
3
Tortura cruel sufrió por mí,
Cuando la cruz Él escaló;
Tan sólo así salvado fui,
Y así me levantó.
4
Que soy feliz, yo bien lo sé,
Con esta vida que Él me dio:
Mas no comprendo aún por qué,
Jesús me levantó.




















97. ESTAD POR CRISTO FIRMES
1
¡Estad por Cristo firmes,
Soldados de la cruz!
Alzad hoy la bandera
En nombre de Jesús.
Es vuestra la victoria,
Con Él por Capitán;
Por Él serán vencidas
Las huestes de Satán.
2
¡Estad por Cristo firmes!
Os llama a la lid,
¡Con Él, pues, a la lucha,
Soldados todos, id!
Probad que sois valientes,
Luchando contra el mal;
Es fuerte el enemigo
Mas Cristo es sin igual.
3
¡Estad por Cristo firmes!
Las fuerzas son de Él;
El brazo de los hombres
Es débil y es infiel;
Vestíos la armadura,
Velad en oración;
Deberes y peligros
Demandan gran tesón.



















98. LA LUZ DE DIOS
1
Si al cruel enemigo temes combatir,
Si la duda agobia siempre tu existir;
¡Que la hermosa luz de Dios fulgure en ti!
Y serás feliz así.
CORO:
¡Deja penetrar la luz!
¡Deja penetrar la luz!
¡Que la hermosa luz de Dios fulgure en ti!
Y serás feliz así.
2
Si tu fe en Jesús muy flaca y débil es,
Si Dios no contesta tu ferviente prez;
¡Que la hermosa luz de Dios fulgure en ti!
Y serás feliz así.
3
Si feliz el cielo anhelas alcanzar,
Y del mar y las tinieblas escapar;
¡Que la hermosa luz de Dios fulgure en ti!
Y serás feliz así.
4
Si anduviéremos en luz, divina luz,
Limpios nos hará la sangre de Jesús;
Claridad tendremos en el corazón;
Si vivimos en la luz.
5
Si el Espíritu de Dios, Consolador,
Luz del cielo, trae divino resplandor;
Cuando tenga entrada Él en tu corazón,
Él será tu eterna luz.

















99. TÚ AMARÁS A CRISTO
1
Tú que vagas en las tinieblas,
Lejos de Cristo y de su amor;
Ven y ve cuán amante es Cristo,
Ven, contempla a tu Salvador.
CORO:
¡Oh cuánto tú amarás a Cristo,
Al mirar la gloria del Señor!
Su corazón fue quebrantado
En la cruz, por ti, por mí.
2
Ven, acepta perdón completo,
La paz y gozo del Salvador.
Alma triste, Jesús te llama,
Él te espera con grande amor.
3
Este amor tan sublime y tierno,
Y tan profundo en su plenitud,
Brota libre del pecho herido,
De Jesús, quien nos da salud.
4
Y por siglos interminables,
Han de quedar en el corazón
Sus mercedes inescrutables,
Que nos brindan su bendición.




















100. SIEMPRE ORAD
1
“Siempre orad”, muy pronto viene Cristo,
Guarda bien tu corazón;
Retén firme todo lo que tienes,
Tú tendrás tu galardón.
CORO:,
“Siempre orad...” nos manda Cristo,
Y velad... en oración;
Pronto vendrá... Él en las nubes,
Nos dará su bendición.
2
“Siempre orad”, que si hoy viniere Cristo
Él te halle en la lid,
Con la espada suya bien empleada,
Fiel por nuestro Adalid.
3
“Siempre orad”, sí vive aquí velando,
Es mandato del Señor;
Sin demora toma la promesa
Del gran fiel Consolador.
4
“Siempre orad”, constante y con celo,
Ejercítate en la fe;
Ten el ánimo de Jesucristo,
Y sus huellas sigue fiel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada